Crónica 2008: Día 05

Pues a 48 días de mi nuevo viaje a Japón toca hacer memoría de nuevo para construir la crónica del 5º día de ruta de nuesto viaje del 2008. Cuando me levanté y me di cuenta que ya estabamos en el 5º día fuí consciente de lo rapido que estaban pasando los días. Tantos meses preparando el viaje y este se esfumaba minuto a minuto. La ruta del día empezaba en Shinjuku y tras una parada en la Torre de Tokyo terminar el día cotilleando Roppongi Hills.  Pues como siempre a levantarse temprano y en tren hasta la estación Shinjukugyoenmae. Cerca de la estación nos acercamos hasta el templo Taisoji que posee la estatua de madera de Enma (Yama el señor del infierno) más grande de Tokyo. Nada más entrar al recinto del templo, que tiene libre acceso, te encuentras con esta gran Buda de bronce.

En el mismo templo se encuentra el cementerio de la zona, al haber llegado muy temprano no había absolutamente nadie en el templo y mucho menos en el camposanto, así que me decidí a entrar a realizar alguna fotografía como la que veis abajo. Me decidí a entrar en solitario y al pasear entre las tumbas, una de las tablillas con oraciones que veis apoyadas junto a los monolitos, se movió haciendo cierto ruido (imagino que una lagartija o insecto la movería al asustarse al verme) la cuestión es que me pegó un buen susto y aceleré mi paso hacia la salidad manteniendo mi dignidad lo mejor posible.

Y aquí abajo dejo la foto que hice de Yama y al verlo no se me iba de la cabeza la imagen del Yama de Bola de Dragón.

Sea como sea no podíamos irnos sin intentar llamar la atención de Yama golpeando el enorme cascabel. Te acercas, lo haces sonar, luego das dos palmadas para que en ese momento el dios o dioses que viven dentro te miren y te presten atencion, entonces les haces una reverencia (con las manos como rezando, desde la ultima palmada que diste no se separan hasta  que no termines de rezar o pedir lo que quieres)mientras pides tu deseo o haces la oracion.

Tras salir del templo nos acercamos al Suehirotei, que es un teatrillo de variedades que tiene una fachada curiosa y muy antigüa, obviamente por la mañana temprano estaba cerrado, pero no estabe en nuestros planes entrar si no hacer unas fotillos.

Si hay algo que añoro en España de Japón son la cantidad de Vending Machines con su enorme variedad y precios. Abajo capturé a Juanmita-san sacandose otro Vanhouten Cocoa bien fresquito.

Nuestro siguiente punto en la ruta era el Santuario Hanazono Jinna, antiguo santuario dedicado a Inari y venerado por los Tokugawa. Me encantan los toriis rojos de los templos de Inari.

Tras parar aqui un rato no dirigimos a atravesar el Shinjuku Promenade Park, que comienza encabezado con esta curiosa estatua.

Dicho parque, es tan solo un pequeño pasaje cuya mayor curiosidad reside en que su camino está formado por antiguas piezas de marmol. La inusitada tranquilidad de este pasaje llama la atención entre los trepidantes edificios de Shinjuku.

Querida Gema, preparate para nuestro próximo viaje, porque en Japón no se fuma ni por la calle, solamente en sitios especialmente preparados para ello. Otra muestra más de que aquella sociedad se fundamenta en el respeto al prójimo como único camino para sobrevivir en una sociedad masiva.

Paseamos un poco por Kabukicho y sus alrededores y obviamente durante el día es decepcionante. Kabukichó solo debe visitarse de noche para conocer su ambiente.

Decidimos entrar en una especie de supermercad/super 100 gigante. Tenía una musica repetitiva y cargante que te acompañaba por unos pasillos laberíticos y recargados. Entre todos sus productos no me pude resistir a fotografiar la carne “corned beef” el producto yanito por excelencia.

desde los alrededores de Kabukicho las fotografías de los rascacielos de Shinjuku, donde iríamos más tarde, son estupendas.

Aunque ya estaba avanzada la mañana no había mucho bullicio por las calles. Pero al volver una esquina vimos una ENORME cola de personas, regulada hasta por la policía, que esperaba pacientemente la apertura de este pachinko. No estabamos seguros si era una inauguración o un día de premios especiales, pero era sorprendente.

Los callejones perdidos lejos de las grandes avenidas tienen cierto encanto, y si veis más allá de ese caótico cableado encontrareis unas calles limpis donde todo tiene su lugar, cuando lo normal sería esperar lo contrario.

En la foto de abajo podeis ver el edificio del Donquixote y la entrada más famosa de Kabukicho.

Y no muy lejos se encuentra un centro comercial que tiene una singularidad, es subterraneo. Decenas de tiendas se agolpan en sus niveles bajo tierra en una barriada donde ya no queda espacio en las alturas.

Y entre tanta tienda un Starbucks Café donde descansar disfrutando de un frapé helado. Allí una camarera accedió a fotografiarnos, cuando le sugerimos que se uniera a la foto le cambió la cara, quizás ya era hora de cambiarse de camiseta…

Otra de las curiosidades que encontramos en esas “grutas” era una tienda dedicada al flamenqueo, la afición Japonesa por ese estilo de baile es real.

Hasta con su propia publicación especializada llamada “Farruca”.

Camino del Skyline de Shinjuku se encuentra este alucinante edificio perteneciente a la franquicia Karaoke Khan.

Ya rodeados de los rascacielos nos paramos en el Bic Camera de Shinjuku a babear viendo los precios de los objetivos y las tarjetas de memoria, en el exterior hay una curiosa alusión al zodiaco en unas placas grabadas en el suelo.

Aqui vemos a Juanmita-san en todo su esplendor con la Torre Mode Gakuen Cocoon. Este singular rascacielos esta enteramente dedicado a fines educativos (colegio médico, colegio de moda, instituto de tecnología…)

Pero nuestro objetivo era el observatorio del Tokyo Metropolitan Goverment o “Tocho” para subir a su torre de observación.

Por el camino nuestro camara “pofezioná” veía el mundo a través de su pantallita y teniamos que tener cuidado de que no nos separaramos. Si os fijais tanto en la foto superior como en la inferior las calles están practicamente vacias para ser mediodía de un día entre semana ¿dónde estaba la famosa masificación de Japón?… imagino que currando y produciendo.

Este es el acceso al “Tocho” ese cartel que veis estaba presente en numerosos edificios gubernamentales y estaba dedicado a la candidatura olimpica de Tokyo 2016… espero que tengan mejor suerte la próxima vez para tener una nueva excusa para viajar allá.

En el observatorio, aparte de numerosos ventanales donde fotografiar y grabar también habian puestecillos donde comprar de todo, como por ejemplo unos Keroros… kero kero kero kero!!!

Las vistas desde le observatorio son realmente increibles.

Ahora comparto unas cuantas tomas de video de todo lo mencionado arriba:

A pesar de que mis plannings pueden parecer muy “saturados” cuando salimos del observatorio era algo temprano así que decidimos ir a comer al Tokyo Dome y quitarme la espinita del día que me quede dormido. Cogimos el tren y en un momento estabamos en la zona. Hasta ese día se había dado la casualidad de que en ningún combini en los que habiamos comprado pudimos encontrar red-bull, así que al ver este coche promocional casí nos avalanzamos sobre él, por supuesto la simpatica muchacha nos invitó a uno y se dejó fotografiar con su “mini” tuneado.

Y si, por fin pude probar la montaña rusa “thunder Dolphin” conocida por atravear el edificio y la noria por el centro. Valió la pena volver solo por ello.

Esa subida, (en la que estoy yo sentado delante) provoca que te suban los cojoncillos a la altura de la nuez.

Con la adrenalita a tope por la montaña rusa entramos en la tienda oficial de los Giants de Tokyo y nos compramos las equipaciones oficiales. Tras ello, ya que los estomagos ya rugían, entramos en un restaurante estilo americano con muy buena pinta, y como varias horas de pateo veraniego ya hacían estragos con nuestro olor corporal fuimos por turnos al aseo del restaurante para refrescarnos y ponernos la equipación recién comprada. La cara de la camarera al ver que uno tras otro salía del aseo con la ropa cambiada y con la equipación del equipo de la zona era todo un poema.

Tras una opipara y tranquila comida nos dirigimos a la Tokyo Tower, no sin antes parar en el adyacente templo Zojoji.

Aunque en la foto superior pueda parecer un templo descuidado, este templo del siglo 14 tiene un encanto especial.

Sus jardines, estatuas y cedros están cuidados con mimo en este santuario que era protegido por la familia Tokugawa.

Cada uno de estos pequeños budas están colocados en honor de un niño, incluso de aquellos no nacidos para que los protejan en el otro mundo.

El interior del santuario es fastuoso. Dentro también vimos un ejemplo de como un luchador de sumo puede pasar a ser divinizado.

Tras salir de Zojoji nos acercamos a la Torre de Tokyo en cuyo exterior esta curiosa pareja estaba haciendo una exhibición… lastima que no nos enteramos de nada, pero el mono vestía los pantalones con mucho estilo.

Qué decir de la torre de Tokyo que no se haya dicho ya…

En realidad es una visita rapida, aun en la parte de abajo una amable pareja accedió a realizarnos esta foto… GIANTS!!!

Las vistas desde arriba son interesantes, pero imagino que de noche deben ser aun más sorprendentes, la visita a la Torre de Tokyo aunque la aconsejo por su curiosidad, no es un sitio donde se deba invertir demasiado tiempo.

Una vez arriba vimos el edificio que veis abajo en la foto y desperto nuestra curiosidad… teníamos que ir aunque no estuviese en planning.

Pues dicho y hecho, nos orientamos con la brujula y a patear en la dirección de esa extraña piramide. Por el camino nos encontramos este interesante edificio con un nombre muy bonito.

La extraña piramide resulto ser el Templo Reiyukai Shakaden perteneciente a una secta relativamente reciente y que por lo visto maneja muchos billetes.

Tras esta improvisación del planning retornamos a la ruta original acercandonos primero al templo Zen Seishoji… Juanmita-San ¿OTRO VAN HOUTEN?

Luego al cercano Templo Atago, interesante porque está situado encima de una colina entre los altos edificios, y se accede desde un ascensor o subiendo una desmoralizante cantidad de escalones. Pero vale la pena… subir en ascensor jijiji.

Tras cotillear un rato por Atago decidimos ser un poco tramposos con nuestro planning y darle un descanso a nuestras piernas pillando un taxi hasta Roppongi Hills en lugar de ir andando como estaba planeado. Y allí llegamos, al rascacielos-ciudad.

Teniendo en cuenta la IM-Presionante altura del edificio nos perdonareis que subamos en ascensor.

Tras hacer unas foticos desde arriba y tomarnos un último café volvimos a cotillear la zona de abajo, donde fotografiamos la famosa araña de  la recientemente fallecida Louise Bourgeois.

Y el segundo y último corte de video:

Tras esto estabamos tremendamente cansados y ya había anochecido, así que decidimos cenar y volvernos al hotel a descansar para el día siguiente.

Ruta día 15: Ginza, Tokyo Tower y Shinjuku.

Ya se va acabando nuestro viaje, el cansancio ya se notará en nuestro ánimo, así que buenas caras y mucho café, tenemos que recordarnos que una vez en casa ya tendremos tiempo para descansar. Hoy toca una ruta por Tokyo en la que visitaremos puntos como el distrito de Ginza donde veremos la lonja Tsukiji, Hamarikyu y el teatro Kabuki, también iremos a la Torre de Tokyo que es uno de tantos símbolos de esta ciudad y terminaremos el día en el distrito de Shinjuku, donde cenaremos en un Izakaya temático.

Continue reading “Ruta día 15: Ginza, Tokyo Tower y Shinjuku.”

Japón’08 Cap.13

Día 5 – Mañana: Shinjuku, Capilla Taisoji, Teatro Suehirotei, Promenade Park, Kabukicho, Subnade (centro comercial subterraneo), Rascacielos y el mirador del Tokyo Metropolitan Government Bldg.

Este paseo matinal por Shinjuku fue genial, ya ibamos a nuestro propio ritmo, flexibilizando el planning, seleccionando donde valía la pena quedarse a disfrutar o no.

Día 19 – Shinjuku & Roppongi Hills – Parte 1ª

Antes de iniciar el planning, introdujamos a Shinjuku, que es donde pasaremos la mañana de este día.

Shinjuku ( 新宿 )

Shinjuku ( 新宿 ) es el más importante centro comercial y administrativo de Tokio. En este distrito podremos encontrar el mayor número de rascacielos y hoteles de lujo, así como restaurantes , cines y la estación de trenes mas utilizada del mundo (unos 3 millones de personas al día). En 1960, la zona fue apodada fukutoshin (副都心 – segundo corazón de la ciudad) y en 1991 el apodo cambió a shintoshin (新都心 - el nuevo centro), pues el Gobierno Metropolitano de Tokio había trasladado sus oficinas al nuevo edificio, conocido como Tochou (都庁), diseñado por el arquitecto Kenzō Tange, y que se considera un símbolo urbano para la ciudad.

Continue reading “Día 19 – Shinjuku & Roppongi Hills – Parte 1ª”