Sarariiman

No es que me vaya a ir a Japón a trabajar (ya me gustaría pero no es posible T_T) pero es bueno ir introduciendo términos sobre Japón para los que me vayan siguiendo en el blog a diario (que según el mapita que he puesto si no falla son muchísimos más de los que pensaba) y así aprendemos juntos (que ni de coña me sé la gran mayoría de las entradas que escribo T_T). Empecemos pues por cosas sobre el mundo laboral en Japón.

Continue reading “Sarariiman”

El Tocho

Pues no, aunque lo parezca por el título, no me refiero a que vaya a escribir una entrada especialmente extensa (que lo mismo sí ^^), sino al edificio del gobierno metropolitano de Tokio, el T?ky?-to Ch?sha, comúnmente conocido como Tôchô, que se encuentran en Shinjuku. Y no es para menos, es el segundo edifico más alto de Tokio, con 243 metros de alto, siendo sólo superado por la torre del Tokyo Midtown. Su estructura, de dos torres paralelas, se supone que se asemeja a un chip de ordenador aunque yo no le pillé la forma (y  mira que visto chips…).

Continue reading “El Tocho”

Rumbo a Miyajima

Despues de comernos un peazo katsudon (otros prefierieron ramen), pues pasó lo que tenía que pasar… comenzó a llover. Y yo con un paraguas en el hotel… u_u pero no pasa nada, nos subimos en el tranvía, volvimos a la estación de Hiroshima y pillamos el tren hasta la estación Miyajimaguchi. Al bajarnos del tren vimos que estaba todo decorado con fotos y motivos del gran Torii de Miyajima, templos…  y sus adorables ciervos.

No tiene mucha complicación salir de la estación y bajar todo recto hasta un tori gigante que hay en la entrada de la estación del ferry. El ferry que nos lleva a Miyajima también entra dentro del JRPass, así que sólo tendremos que mostrarlo e ir a buscar sitio.

Miyajima bajando del Ferry
Miyajima bajando del Ferry

El trayecto en ferry es muy cortito y muy tranquilo, no hay sobresaltos de ningún tipo. He visto que en algunas fotos se ve Hiroshima desde la isla pero… en mi caso estaba lloviendo a cántaros y no se veía nada (y mira que están cerca). Sí que comenzó a verse el gran torii (incuestionable protagonista en el viaje a esta isla) y el monte Misen que servia de escenario a toda Miyajima con la lluvia le daba un aspecto mágico.

Lo primero que hice al bajarme del ferry es buscar un paraguas. Entré en una de las tiendecitas a pillarme uno, transparente para variar. No hay konbinis en Miyajima pero si tiendecitas llevada por familias.

japon1273
El torii de Miyajima se ve desde lejos

Miyajima en realidad no es una isla muy grande, pero su parte habitada es más bien reducida, se limita básicamente a lo que rodea la zona de los templos y el puerto, pero tiene suficientes calles como para poder dar un paseo a media tarde bajo la lluvia de los que a mí me gustan.

Después de estrenar mi paraguas, nos encaminamos al templo de Itsukushima. Como soy tan listo me puse a hacer fotos en unos escalones llenos de algas que estaban justo en el agua del mar con la suerte de que pegué un patinazo y poco más y no lo cuento. Una pareja de japoneses que se estaban haciendo carantoñas dejaron el quererse un momento para saber si tendrían que salvarme o no pero pude salir airoso con mucha dignidad… y el culo entero lleno de verdín… u_u

japon1274
Los escalones de la dignidad perdida… podéis ver la parejita al fondo ^^

Haciendo como que no había pasado nada me volvía al camino lleno de komainus y de otro gran torii, esta vez gris, que nos avisaba estar entrando en los terrenos sagrados, aunque antiguamente toda la isla era considerada sagrada y muy pocas personas podían pisarla. Y nos encontramos con los adorables ciervos, mensajeros de los dioses, que olieron rápidamente las castañas que uno de nuestros compañeros compró en la estación, y me hurgaron los bolsillos donde me guardaba las cáscaras de las que me comí yo… Nos rodearon y aquello no tenía muchos visos de salir bien porque los ciervos estaban bien criaditos… Menos mal que la señora de las entradas del templo salió en nuestra ayuda y como si la conocieran los ciervos se quitaron de en medio sin ningún tipo de agresividad ^_^ En un próximo post os hablaré del santuario de Miyajima.

japon1276
Otro torii y komainus advirtiendo de la entrada en lugar sagrado

El parque de la Paz de Hiroshima

El Parque de la Paz de Hiroshima se encuentra justo en frente del Genbaku Dome, cruzando el río que los separa.

japon1258

Como ya he repetido en varias ocasiones, más de la cuenta creo, Hiroshima no deja de revivir las secuelas de la tragedia pero lejos de convertirse en un obstáculo para su recuperación (que hay quién se aferra a su pena y no le deja avanzar pero no es el caso…) han sabido utilizarlo como protesta contra el uso de armas nucleares y recuerdo a las víctimas a partes iguales.

japon1257

El parque se encuentre en una de las bifurcaciones del río Ota que cruza Hiroshima y desemboca en un delta. Si venimos desde el Genbaku Dome nos encontraremos con el monumento a los niños fallecidos por la bomba.

japon1261

El monumento es una cúpula alargada donde podemos ver a un niño y una niña a cada lado y arriba del todo una niña con una gran grulla de papel alzada al viento como si la quisiera hacer volar. En el interior de la pequeña cúpula cuelga una grulla de papel en acero como si de una campana se tratara.

japon1259

El monumento se encuentra rodeado de vitrinas que contienen grullas de papel y otros símbolos de paz hechos por la gente. Cuando estuve allí, me encontré con una clase de escolares que donaron un racimo gigantesco de grullas de papel como ofrenda y una pequeña oración. Las vitrinas, aunque necesarias, le quitan un poco de encanto pero al menos dota de color a una ciudad que le hace mucha falta. Fue un momento muy emotivo.

japon1260

No sé si conoceréis la historia de Sadako. La pequeña Sadako tenía sólo dos años cuando estallo la bomba, aunque creció sana con  10 años fue diagnosticada de leucemía, un mal que atacaba a muchos que estuvieran en la zona de explosión de la bomba hasta el punto de ser conocida como “Enfermedad de la bomba A”. Una de sus amigas le recordó una vieja tradición por la que si realizaba 1000 grullas de papel los dioses le concederían un deseo y así es como comenzó a hacerlas. Como el papel de origami era muy caro, Sadako iba haciendo las grullas con lo que iba encontrando (servilletas, etiquetas de medicamentos, etc…) hasta que finalmente no tuvo fuerzas para seguir haciéndolas y 14 meses después del diagnóstico habiendo llegado a las 645 grullas de papel. Así, las grullas de papel se convirtieron en un símbolo para la paz y la esperanza y es por eso que en Hiroshima todo esté lleno de grullas de papel.

japon1264

En el parque  se encuentran lugares muy duros, como el montículo creado con las cenizas de 70000 víctimas que no pudieron ser identificadas y muchos relojes parados en la hora que estallo la bomba o el cenotafio a las víctimas coreanas.

japon1263

Puede que lo más curioso sea el efecto óptico que se crea entre el cenotafio a las víctimas, que incluye la inscripción “Descansad en paz, pues el error jamás se repetirá” en diferentes idiomas (aunque el castellano no se encentra entre ellos…), la llama que se mantendrá encendida mientras perdure el peligro nuclear y el propio Genbaku Dome, pues los tres elementos están alineados.

japon1266

Si tenéis tiempo es mejor que os deis una vuelta por todo el parque y vayáis descubriendo los lugares pues en cada rincón encontraréis un monumento y homenaje al sufrimiento de las víctimas.

japon1267

Finalmente, en un extremo del parque podréis entrar al parque.  La entrada al parque es básicamente nominal porque cuesta unos 50 yen creo recordar. Es un lugar muy instructivo pero muy muy duro. Avisados estáis.

japon1268

Creo que más de uno debería darse una vuelta por este parque antes de justificar cualquier tipo de ataque a personas que sólo se encuentran en medio de un juego de intereses que generalmente ni siquiera comprenden… claro que quién quiere algo a este precio no le importa quién pierde siempre y cuando no le afecte… pero en fin… Es un sitio que da mucho coraje que pasen estas cosas y donde queda patente que la vida de la gente vale muy poco y que algo marcha muy muy mal…

Genbaku Dome – La cúpula de la bomba de Hiroshima

Vuelvo a retomar las crónicas del viaje por enésima vez y esta vez sí, quiero ser un poco regular (a ver si es verdad porque soy un desastre manteniendo el ritmo… T^T)

Genbaku Dome

Después de cruzar un par de avenidas y ya con el cielo avisando de la que nos iba a caer, nos dirigimos hacia el río desde donde se divisaba la cúpula de la bomba, el Genbaku Dome.

japon1245

Ya he comentado en varias ocasiones que las heridas de la bomba se pueden ver en cualquier rincón de la ciudad, pero este edificio es más bien un recordatorio de una amenaza que está siempre vigente.

japon1246

Estas ruinas pertenecían al edificio Hiroshima Prefectural Commercial Exhibition finalizado en 1915 y fue el único que quedó en pie (aunque de mala manera) cerca de la explosión de la bomba. De hecho, la bomba explotó sólo a 150 metros del edificio a una altura de 600 metros. Tanto en el museo como en las placas conmemorativas se puede ver el antes y el después y resulta desolador.

japon1251

Cuando llegó el momento de la recuperación, la población se debatía entre demoler el edificio porque les suponía rememorar el horror de la detonación y otra parte quería mantenerlo como recuerdo a las víctimas. Finalmente, en los años 60 se decidió mantenerlo y posteriormente la ONU en 1996 lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

japon1254

Al edificio, evidentemente no se puede entrar, pero por los alrededores podemos encontrar algunos monumentos adyacentes al Parque de la Paz. Las eternas grullas de papel le dan un necesario colorido a estos lugares ^_^

Saliendo del castillo

Aunque no lo parezca, por si el Santuario Gokoku nos lo ha hecho olvidar, seguimos en los terrenos del castillo, así que cuando salgamos del santuario, nos encontraremos con una de las puertas defensivas amuralladas del castillo, que se encuentra en un “islote” aparte.

hiro1

Como era de esperar nos encontramos también algunas ruinas, pero esta vez nos explican también cómo debió ser el castillo original más allá de las consecuencias de la explosión de la bomba.

hiro3

No es especialmente llamativo lo que te puedes encontrar aquí pero no quería pasar sin recordar este pedacito del castillo ^_^

hiro2

El búnker de Hiroshima

Justo en una de las esquinas del templo Gokoku, aunque está un poco escondido, hay un búnker subterráneo con una placa informativa donde se puede leer que desde allí se realizó la primera transmisión avisando de la detonación de la bomba, aunque da la impresión de que no sabían muy bien qué ocurría ante tal desolación.

 

Búnker de Hiroshima

 

Cómo ocurre en muchos lugares donde las cicatrices de la bomba son aún visibles, las personas van dejando ofrendas, donde casi nunca faltan las grullas de papel, pero en este lugar además había botellines de agua. Era agua metida incluso en botellines de zumo o de otra bebida pero no llegué a entender muy bien el porqué de esta ofrenda. Según contaba la placa, en ese búnker se montó un pequeño hospital de campaña al que acudieron muchos voluntarios.

 

bunker3

 

Es sabido que las víctimas que vivían las consecuencias inmediatas de la explosión de la bomba pedían agua para beber, así que me imagino que puede tener algo que ver.

 

bunker4

 

Como ocurre en toda esta ciudad, un lugar para recordar la tragedia y avisarnos de que nunca vuelva a ocurrir.

 

bunker1

 

Santuario Gokoku, Hiroshima

Tras ver el castillo de Hiroshima, y sin salir del recinto que rodea el foso principal del propio Castillo, justo en una de las esquinas del “cuadrado” que forma el islote del castillo, se encuentra el Santuario Gokoku. Es un santuario que se ve muy nuevo y que aunque el original se construyó en 1889, el primer año de la restauración Meiji.

 

Santuario Gokoku, Hiroshima

 

Éste no es el único santuario Gokoku, ya que existen multitud de ellos a lo largo y ancho de todo Japón. Estos santuarios estaban creados para llorar a las víctimas y soldados caídos en las guerras y batallas en las que participó Japón hasta la II Guerra Mundial, sobre todo en el periodo comprendido entre finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX cuando al gobierno japonés le dio por invadir media Asia.

 

Santuario Gokoku, Hiroshima

 

Éste en particular tuvo que ser reconstruido tras la explosión de la bomba en 1956, además de encontrarse en un lugar diferente del original.

 

Santuario Gokoku, Hiroshima

 

Es muy popular durante el Hatsumode, la primera visita a un templo del año y durante el Shichi-go-san, el ritual donde los niños de 7, 5 y 3 años visitan el templo. Además, tiene un pequeño santuario dedicado a la familia japonesa, el pilar fundamental de la cultura de Japón.

 

Santuario Gokoku, Hiroshima

 

Más allá de encontrarnos el templo por el camino no hay mucho más que contar sobre él pero al menos es muy bonito y como siempre está impecable. Os dejo otras fotos que hice del santuario:

Santuario Gokoku, HiroshimaSantuario Gokoku, HiroshimaSantuario Gokoku, Hiroshima

El Castillo de Hiroshima

Pues después de pasearnos un poco por el parque, y encontrarnos a los Uyoku Dantai por ahí dando un poco la brasa… nos pasamos por el castillo, aunque realmente éste se encuentra en el propio parque.

Castillo de Hiroshima

Bueno, antes de hablaros sobre el castillo, comentaros que los Uyoku Dantai son un grupo nacionalista japonés que aboga por no perder las tradiciones japonesas frente a la tendencia de adoptar costumbres foráneas. En general suelen pasearse en unas furgonetas oscuras con grandes kanjis blancos y banderitas de Japón con megáfonos. No es que sean peligrosos pero son muy ruidosos para la tranquilidad que se suele vivir en el ambiente nipón ^_^

Castillo de Hiroshima

Pasando ya al castillo, que siempre me enredo, como la gran mayoría de edificios de la ciudad fue barrido del mapa tras el estallido de la bomba atómica pero se reconstruyó en 1958.

El castillo se encontraba, en principio, protegido por tres fosos concéntricos, alguno de ellos era natural, creado por el propio río puesto que el castillo estaba asentado sobre un islote. Algunas partes de las murallas del castillo se encuentran a trozos, no es que estén rotas, es simplemente que se espera continuidad en algunas zonas pero no hay murallas.

Castillo de Hiroshima

Sobre el castillo en sí lo han reconstruido fielmente al original, al menos por fuera con paredes revestidas de madera que al verse asomado entre los árboles parece conducirte a un tiempo feudal pero al entrar la sensación es bastante extraña. Al igual que el castillo de Osaka se ha reconstruido fielmente por fuera pero por dentro es un museo bastante moderno dedicado a la historia de los castillos. Si os interesan los castillos puede ser una buena visita pero si tenéis otros más genuinos en vuestro itinerario yo me lo pensaba ^_^

Shichi-Go-San

shichigosan1.jpgEl Shichi-Go-San (literalmente 7-5-3) es un festival que se celebra el 15 de Noviembre y es un día festivo para los niños de 5 y 3 años y para las niñas de 3 y 7 años. Se usan estos años particularmente por que dicen que los números impares dan suerte ^^.
Su historia se remonta al periodo Heian (794 – 1185) donde la nobleza japonesa celebraba el paso de sus hijos de la infancia a la niñez media. Hoy en día es una excusa perfecta para ponerle el primer kimono a nuestro niño ^^ aunque generalmente no se celebra precisamente el 15 de Noviembre sino el fin de semana más cercano a éste.

A los niños se les lleva a los templos junto a sus padres para pedir por su bienestar, además llevan una bolsita rectangular y alargada con caramelos que dicendar 100 años de prosperidad al niño que los reciba ^^. El templo más popular para esta celebración es el de Hie en Tokio.

Fuente y foto: Bridgewate Univ.