Rumbo a Costa Oeste: Muir Woods, Pixar y primer motel

Sigamos nuestra ruta por Algogoku Express 3: La ruta de la Costa Oeste. ¿Dónde nos habíamos quedado? Ah sí, estábamos a la puerta del Monumento Nacional de Muir Woods. Entremos, pues.

Al principio de entrar, veremos a nuestra derecha un edificio que alberga la tienda de souvenirs, el snack bar y los baños además, imagino, de alguna oficina o similar, todo en uno. Como el día anterior me pillé algo de picapica y una botella de agua, que llevaba en mi mochila, seguí la ruta. Como sería muy obvio y redundante si mencionara cada árbol gigante que me fui encontrando, os comentaré brevemente lo que ví y os dejaré con unas cuantas fotos que ilustrarán vagamente lo que se puede vivir en persona.

El bosque de redwoods es brutal, para uno como yo que ha nacido y crecido en una isla de pinos, higueras, olivos y almendros, contemplar un bosque de tal magnitud, fue como entrar en un mundo de esos de fantasía, medievales o, porqué no, hasta de ciencia ficción por lo de recordarme al planeta de los ewoks de El retorno del jedi. Me fui infiltrando por los caminos que me salían delante. Llevaba un plano por lo que ya sabía por donde tirar pero eso no hizo que quizá me equivocara ya que me pegué una pateada brutal por una zona que parecía alejada de los gigantes.

Creía que no sería tan larga la caminata pero llegó un momento que lamenté perder ese tiempo ya que aunque me encantaba estar allí, tampoco estaba viendo nada especial a cualquier otro bosque. Lo más sorprendente fue ver la cantidad de árboles juntos que podían haber en una sola zona, como si fuera bambú. Daba la impresión de formar un muro y todo. Por suerte, llegué al camino principal cuando ya estaba cansado. Antes me desvié por un camino que, según el mapa, ofrecía una buena vista del bosque desde lo alto aunque el cielo nublado me arruinó las fotos, imposible de no sacarlas muy oscuras o muy claras.

De vuelta al camino principal, inicié el camino de vuelta hacia la salida. Aquello ya parecía lo que buscaba, Endor, así que ya sabéis, si algún día visitáis este parque, no os desviéis del camino principal si no queréis perder tiempo por una parte insulsa del bosque. Entre otras cosas que se pueden ver en dicho camino principal, además de los tremendos redwoods, son un tronco caído enorme (que podéis ver como foto destacada de esta entrada si miráis la pantalla principal del blog), una parte de un tronco cortado transversalmente en el que se puede ver el tamaño que tenía en diferentes años de la historia mundial cuando acontecimientos importantes ocurrían mientras tanto. También había una zona en la que, mediante unos textos, te explicaban que allí hubo una reunión de bohemios en 1892 en la que hasta crearon un modelo, más alto incluso, del Gran Buda de Kamakura.

Y tras un paseo, llegué al edificio común de la entrada del parque. Mientras me pongo a revisar los souvenirs y me tomo algo en el bar, podéis echar un vistazo a las fotos que os dejo como resumen del paseo por el parque:

IMGP1443  IMGP1445  IMGP1462

IMGP1477  IMGP1480  IMGP1501

IMGP1504  IMGP1506  IMGP1513

IMGP1519  IMGP1526  IMGP1539

IMGP1564  IMGP1563  IMGP1556

Como he dicho más arriba, el edificio común integra una tienda de souvenirs muy chula, con objetos hechos de madera, muy en plan natural y eso, incluso te puedes llevar un esqueje de redwood o de sequoia. También hay un snack bar, único lugar donde comer y beber algo en todo el área. Allí comí algo ya que, entre que lo que compré, solo era picapica y me quedaba un buen rato de carretera hasta la noche, decidí hacer un alto. Iba bien de tiempo así que me tomé un relax.

Tras el descanso y habiendo pasado por el servicio, volví hacia el coche. Por el camino, en el párquing, se ve que es muy normal encontrarse con algún rico que, antes muerto que sencillo, decide ir al campo en limusina.

IMG_0399  IMGP1573  IMGP1575

De vuelta por el mismo camino hasta la autopista y de allí a mi siguiente parada, la entrada de Pixar, un momento friki. Pero antes, tras desviarme por un atajo, me detuve tras pasar por delante de una escultura, ahí en mitad de la nada, porque se me parecía a una especie de Quijote pero no, resulta que es de Sir Francis Drake. En otra paradita más adelante para echar un pipí, a lo lejos capté el pedazo puente por el que iba a pasar en breve con el coche. Luego resultó que el puente tenía dos niveles, uno de los sentidos de la circulación iba por encima de la otra, en lugar de ir al mismo nivel. Era una gozada ir conduciendo por él.

IMGP1582

Por fin llegué a la entrada de Pixar, me eché un par de fotos y seguí mi ruta. Ya solo quedaba dirigirme al primer motel que dormiría en mi ruta que estaba situado en el area de Union City, una zona industrial en plan polígono. Se llamaba Motel 6 Hayward. Pero antes me encontraría con algo que por suerte solo encontraría aquí (aunque a la entrada a LA, también tuve aunque menos), un atasco del copón. Durante bastantes kms, estuve yendo muy despacio. Suerte del automático que es muy descansado. Cuando llegué al motel, ya era casi el atardecer y estaba reventado. Aún así, tras el check-in, me acerqué a pie hasta un supermercado que había por allí. Aunque no hice fotos para mostrároslo, para conocer como se vive en un país, lo mejor es entrar en un supermercado como si viviérais allí y me compré algo de picoteo y fruta en almíbar para tener postre dulce.

Me pegué un duchazo y tras estar fresco, me acerqué a mi primer Denny’s, justo delante del motel. Allí puedo decir que me atendieron perfectamente, comí bien y, sin ser tirado, a buen precio (un plato enorme de pasta con pechuga de pollo empanado y pan de ajo más la bebida por 8$ (6€ redondeados). Y eso en un restaurante en mitad de la nada pero con bastante clientela.

Tras la cena, me fui a la habitación a pasar fotos, internet y a sobar…

PD: Aquí os dejo una imagen de la ruta que hice ese día, dividida entre esta entrada y la anterior (cada letra equivale a cada lugar que he mencionado en las dos entradas.

dia5eeuu

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: